Por el amor a mis hijos

A LA OPINIÓN PÚBLICA DE YUCATÁN
AL HONORABLE PODER JUDICIAL DEL ESTADO

Desde el año 2010 promoví un juicio de divorcio en los tribunales de Yucatán, mi estado natal, donde nací y me formé. El estado donde hice buena parte de mi vida.

Durante todo ese tiempo, a pesar de sentirme inconforme con algunas resoluciones judiciales, he evitado trasladar el proceso de separación conyugal a los medios, convencido como estoy que no es con presiones o chantajes, que no es con marchas o bloqueos como deben aplicarse la justicia y el derecho, sobre todo en un tema tan delicado y doloroso.

Este día hago una excepción. No para presionar,  no para tratar de influir en las resoluciones judiciales pendientes, sino para dar respuesta a los ataques calumniosos que la familia de mi aún esposa, la señora Ema Gabriela Molina Canto, ha decidido llevar a los medios.

Con imputaciones y señalamientos falsos, la familia Molina Canto intenta ganar en la opinión pública lo que debe dirimir en el ámbito jurídico. Pretenden sorprender la buena fe de la sociedad yucateca, asumiendo un papel de víctimas que no les corresponde.

Por los canales legales he manifestado que en ese proceso la única víctima ha sido la justicia, acompañando mis afirmaciones con pruebas de auténtico valor jurídico, teniendo muy claro que por encima de cualquier otro interés se encuentra la protección y el bienestar de los tres hijos que son fruto de mi relación matrimonial con Ema Gabriela.

Hoy, animado por el inmenso amor hacia mis hijos, por el respeto que siempre mantuve hacia su madre, acudo a esta publicación para hacer un llamado respetuoso a los integrantes del Honorable Poder Judicial del estado, para pedirles que se cumpla lo que las leyes y la justicia determinen, sin arbitrariedades o criterios ajenos al derecho.

Tengo razones para pensar que la presión de la familia Molina Canto puede ejercer influencia en el trabajo de la juez del juzgado primero de lo familiar, a quien personalmente y a través de mis abogados le he manifestado esa impresión, misma que hemos presentado a través de diversos medios jurídicos antes las instancias competentes.

Un sistema de justicia como el que tenemos en Yucatán no puede estar sujeto a presiones ni chantajes. Un sistema que goza de prestigio y ha sido fundamental en la convivencia pacífica y armónica de los yucatecos, no puede ceder ante la mentira ni el engaño.

Por mi parte, desde mi condición de padre responsable, desde mi posición de ciudadano yucateco dedicado al trabajo, continuaré haciendo valer los derechos que me asisten sin otro afán que ofrecerles a mis hijos un futuro mejor que el mío y a su madre, Emma Gabriela, el trato cordial que siempre he tenido con ella.

Ema Gabriela y su familia lo saben. Los problemas legales que ahora enfrenta, independientes del juicio de divorcio, son de su entera responsabilidad. Eso ha sido probado ante las autoridades competentes por las personas afectadas. A eso obedece la situación jurídica que la mantiene sujeta a un juicio, donde lo que cuenta son las pruebas, no los dichos sin sustento.

Por el amor a mis hijos espero que la familia Molina Canto recapacite. Por el amor que le tienen a Ema Gabriela espero que dejen de mentir y enfoquen sus energías en la defensa jurídica.
Yo les expreso mi absoluta y total disposición al diálogo. También les reitero que no permitiré difamaciones o calumnias.

Mis hijos representan un vínculo que siempre habrá de unirnos. A todos nos corresponde demostrar, con hechos, que los amamos y que queremos que tengan el mejor de los futuros.

Cuando la empresa es la prolongación de la familia

La empresa familiar y su capacidad para actuar de un modo socialmente responsable disponiendo entre sus miembros de familiares y conocidos conduce, hacia un camino de única dirección siendo la empresa una extensión de la familia.

Responsabilidad Social Corporativa entendiendo ésta como “la integración voluntaria, por parte de la empresa de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores”. En los últimos años, diversas organizaciones públicas y privadas han hecho un gran esfuerzo por hacer visible y difundir el concepto de la Responsabilidad Social en nuestro país. El esfuerzo que se está haciendo va en la dirección de promover la idea de que una empresa socialmente responsable cumple plenamente sus obligaciones jurídicas y se propone ir más allá invirtiendo en el capital humano, el entorno y las relaciones con los interlocutores.
En México, el valor que se da a la familia es una característica cultural relevante e incluso una de las más importantes. Desde la edad más temprana nos desarrollamos sintiéndonos queridos, protegidos y apegados emocionalmente a la familia”. De hecho, como bien observa el Dr. Imanol Belausteguigoitia Rius, esa conducta suele transmitirse hacia la empresa, en la que se prefiere contratar a miembros de la familia y amigos cercanos. Como consecuencia el trabajo tiende a ser una extensión del hogar, en la que el dueño juega, como autoridad moral, el papel de padre.
Estamos siendo testigos de que el modelo basado en la creencia de que el único propósito de la empresa es generar beneficios económicos, ha sido superado por el modelo que ya no considera a la empresa solamente como una sociedad de capitales, sino como una sociedad de personas”. Las personas componen los activos humanos y los activos intelectuales, y sus bienes son producto del esfuerzo y el trabajo de las generaciones anteriores para desarrollar la empresa, sus productos o sus equipos.
Los activos humanos aglutinan todos los aspectos relacionados con los miembros de la familia. Y para evaluarlos hay que tener en cuenta sus características, su salud física y emocional, sus valores y su actitud.El papel que juegan las empresas familiares en esta transformación es muy relevante y diría de una proporción esencial para el futuro desarrollo de una consciencia social responsable”.

Martin Alberto Medina Sonda, director general de Hereditas Consultores Patrimoniales, analiza el proceso de sucesión en la empresa familiar

En el siguiente artículo, el abogado y contable mexicano Martin Alberto Medina Sonda explica las motivaciones de este procedimiento a través de dos modelos de de empresas multinacionales contrapuestos, cuando solo el 30% de los negocios familiares superan con éxito la segunda generación familiar.

La gran mayoría de los clientes del abogado Martin Alberto Medina Sonda son empresas familiares. «Es algo muy lógico, teniendo en cuenta que un 98% de las empresas mexicanas son familiares. Muchas veces son clientes de toda la vida y con el tiempo terminamos conociéndonos y confesándonos asuntos personales», explica Medina Sonda.
Martin Alberto Medina Sonda explica que un empresario tiene muchas responsabilidades que conllevan preocupaciones que requieren tomar decisiones. «Es una actividad muy intensa que absorbe mucho tiempo y energía al empresario», indica. Pero un empresario familiar tiene añadido el imperativo de administrar en paralelo a la familia y el patrimonio. Solamente así evitará que el crecimiento de la empresa no perjudicará las relaciones familiares, y, a su vez, repercutiera positivamente a la creación del patrimonio.
Por ello, Martin Alberto Medina Sonda indica que se trata de una tarea ardua que requiere una atención y disposición especial, que permita atender las distintas necesidades de cada subsistema que conforma una empresa familiar. Es aquí donde, en opinión de Martin Alberto Medina Sonda, se forja la identidad de una empresa familiar.
Según Martin Alberto Medina Sonda, es en este momento cuando el empresario expresa la voluntad de que el proyecto que inició perdure a través de las generaciones sucesivas y para ello cuenta con el apoyo de su familia.
No son muchas empresas familiares que lo consiguen. Las estadísticas constatan que solo un 30% de este tipo de negocios que alcanzan la segunda generación, recuerda Martin Alberto Medina Sonda. «Para mí como profesional la transición generacional de mis clientes es de vital importancia para el despacho que dirijo. Pero, más aún, para mí como persona es de enorme satisfacción ver que el enorme esfuerzo que invierten mis clientes cuenta con el compromiso de su familia, y que el negocio seguirá creando riqueza para ellos y la sociedad donde viven», asevera el director general de Hereditas Consultores Patrimoniales.
Para Martin Alberto Medina Sonda hablar de la empresa familiar es hablar de la sucesión. Independientemente del tamaño, estructura o el sector en el que se encuentra, cada empresa familiar, comprometida con la continuidad debe pasar por el proceso de sucesión. Ni siquiera los imperios empresariales como News Corporation o Tata Sons Holding, apunta Martin Alberto Medina Sonda, quedan excluidos de esta vital prueba.
Ambos conglomerados están actualmente viviendo la sucesión y me ha parecido muy interesante mencionar estos dos ejemplos justamente porque ilustran dos modelos distintos.
A pesar de ser una gran empresa multinacional, News Corporation sigue siendo una empresa familiar controlada por la familia Murdoch, dice Martin Alberto Medina Sonda, que a través de su fondo de inversiones y el 40% del control en el Consejo de Administración, maneja las decisiones más importantes del imperio mediático.
Próximamente se espera conocer el nombre del sucesor del Imperio lo que, para Martin Alberto Medina Sonda, vendría a confirmar las dificultades sucesorias que existen tanto por los intereses particulares como por la búsqueda de ciertas garantías para la pervivencia del imperio Murdoch.
Sin embargo, el resultado final depende en gran parte de la capacidad de consenso de una familia muy compleja, insiste Martin Alberto Medina Sonda. De momento todo apunta que los aspirantes más serios a la «corona» serán uno de sus hijos: Lachlan o James.
Por otra parte, añade Martin Alberto Medina Sonda, en el caso de News Corporation el nombre del sucesor no proviene de la descendencia genética de su fundador, el sucesor del imperio fundado por Ratan Tata, omnipresente en el mercado mundial a través del abanico de productos que van desde acero hasta el té, será Cyrus Mistry , un alto directivo no familiar.
Para Martin Alberto Medina Sonda la principal razón de estas diferencias estriba en que son dos modelos aparentemente distintos por la diferencia cultural (occidental – oriental) y/o el sector en el que operan (comunicación – industria), pero el destino de ambos pasa por la capacidad de la familia de asimilar el cambio y aceptar el nuevo líder. Independientemente del tamaño de la empresa, finalmente todo pasa por la mesa del comedor de la familia y por ello es fundamental, enfatiza Martin Alberto Medina Sonda, «tener la familia cohesionada y comprometida con el sueño del fundador».
Pese a que cada empresa familiar es un mundo, y no existen recetas universales y píldoras mágicas que solucionan los retos de la sucesión, Martin Alberto Medina Sonda asegura que en Hereditas Consultores Patrimoniales disponen de las herramientas y métodos que permitan «ordenarla en un proceso que sintoniza el deseo de trascender de la generación saliente, con el ímpetu de la próxima generación y garantiza una transición fluida».
Martin Medina Sonda, Director General de Hereditas Consultores Patrimoniales

Protocolo Familiar: El poder de la confianza

La gestión eficaz de las empresas familiares centra el último artículo del mexicano Martín Alberto Medina Sonda, en el que propone la creación del “Protocolo Familiar”, documento que aboga por el firme compromiso de continuidad del negocio por parte de sus miembros, propietarios y accionistas.

Muchas pequeñas y medianas empresas familiares fracasan, no porque no tengan un buen producto, sino por su incapacidad para implementar herramientas efectivas de gestión. Al ser la familia el núcleo central de las decisiones más importantes, esta responsabilidad recae a los miembros familiares. Las palabras de Martín Alberto Medina Sonda van referidas “a todos los propietarios y accionistas, porque al heredar la propiedad, con derechos también se heredan responsabilidades”.

Martín Alberto Medina Sonda advierte que uno de los grandes desafíos de la gestión de las compañías familiares radica principalmente en los difusos límites entre familia y empresa. Muchos de los problemas surgen de ignorar la dificultad que supone la gestión eficaz de los tres círculos que componen el sistema de la empresa familiar: empresa, familia y propiedad.

En opinión de Martín Alberto Medina Sonda, la razón principal para que muchas -aproximadamente un 70% de las pymes familiares- no llegarán a la segunda generación, no se ha de buscar en la calidad de sus productos y servicios. Todo lo contrario. “El motivo principal es la gestión relacional-emocional de la familia y, como consecuencia lógica, de la empresa familiar”, afirma Medina Sonda.

Para evitar que las relaciones familiares acaben con el proyecto empresarial de la familia,  Martín Alberto Medina Sonda aconseja actuar a tiempo implementando instrumentos, métodos y políticas que reduzcan la temperatura de la convivencia de distintos puntos de vista y de interés.

El primer paso es generar confianza entre todos los propietarios y más aún entre las distintas generaciones. Martín Alberto Medina Sonda propone la elaboración del Protocolo Familiar, documento que pone por escrito la intención de continuidad de la familia.

Este manual ideado por Martín Alberto Medina Sonda es un acuerdo familiar cuyas cláusulas y condiciones deben ser aceptadas por todos los participantes de la empresa. De este modo, se plantea una visión clara del futuro y el consenso sobre las vías para alcanzarlo.

Habiendo formulado y firmado el Protocolo Familiar, la familia propietaria lanza un claro mensaje de intención de continuidad y tanto los empleados no familiares, como los proveedores y clientes, verán que existe un firme compromiso de seguir administrando y generando negocios.  De modo, para Martín Alberto Medina Sonda, el Protocolo Familiar se convierta en “un aval de confianza de cara a todas las personas vinculadas con el proyecto empresarial de una familia comprometida con el futuro”.

Martín Alberto Medina Sonda, como socio de Hereditas Consultores Patrimoniales, desea animar a todos los empresarios familiares a que hagan la reflexión y pongan por escrito su intención de continuar el legado familiar. “Las generaciones futuras les agradecerán y el mercado les apremiará”, concluye reflexivo Medina Sonda.

Celebrando el día de la productividad con Martin Alberto Medina Sonda

Desde este año, el día 5 de octubre se establece como el día oficial para la celebración del Día Internacional de la Empresa Familiar.  Según nos cuenta Martin Alberto Medina Sonda, ésta es la fecha elegida para conmemorar el mérito que tiene este tipo de empresas y brindar por su continuidad.

Siendo mexicano, explica que le llena de orgullo el hecho de que esta iniciativa fuese creada e impulsada desde su país, donde casi un 90% de las empresas son de propiedad familiar. Sin embargo, no tarda en añadir un matiz de extrañeza al hecho de que hayan tenido que esperar tantos años para darse cuenta de la importancia que tienen este tipo de empresas para el desarrollo de casi todos los países del mundo.

Martin Alberto Medina Sonda y las empresas familiares como motor de desarrrollo

“Desde que existe la propiedad privada, existen las empresas familiares. Son nuestra herencia”. Así es como el propio Martin Alberto Medina Sonda describe el negocio familiar como símbolo del desarrollo, prosperidad e incansable deseo de crear una sociedad mejor. Y, lo que es más importante: constituyen el gran símbolo de la fuerza que nos impulsa a crear y ser productivos.

Pero Martin Alberto Medina Sonda no sólo pretende transmitirnos su más sincera opinión al respecto, sino que nos combina su visión con datos oficialmente contrastables. Así pues, nos confirma que actualmente se estima que más de un 70% del Producto Interior Bruto proviene de las empresas familiares y, al mismo tiempo, este tipo de empresas crean la mayor parte del empleo mundial.

Sin embargo, sigue habiendo una falsa convicción de que el motor de las economías mundiales sean las grandes corporaciones multinacionales.

“Por suerte no es así”, nos confiesa Martin Alberto Medina Sonda, exponiéndonos que una de las razones principales por las que las economías mundiales están resistiendo la fuerte recesión que vivimos, es la voluntad y el compromiso de las empresas familiares que apuestan por la sociedad en la que trabajan. Lo hacen porque, a diferencia de las grandes multinacionales, forman parte de la misma, porque los hijos de los propietarios viven y estudian allí, porque los empleados son los vecinos. Pero sobre todo, si hay algo que Martin Albeto Medina Sonda quiere destacar con ésto es la razón principal por la que las empresas familiares luchan cada día:  para que las generaciones futuras sigan el legado comenzado por los fundadores de la empresa familiar.

Martin Alberto Medina en la voluntad y el compromiso de los negocios familiares

Éstas son, precisamente, las principales características que define a las empresas familiares, quedando reflejadas en la propia Intención de Continuidad. Nos lo describe como el impulso que imprime el carácter a la empresa y la dota de valores que las empresas familiares no suelen tener. Aquí, Martin Alberto Medina Sonda se refiero principalmente a la mayor aversión al riesgo, visión a largo plazo y compromiso generacional.

 

El día 5 de octubre, pudimos disfrutar de diversas celebraciones desde España hasta Argentina. De esta misma forma, Martin Alberto Medina Sonda espera que la iniciativa vaya generando cada año más interés, porque, como él mismo nos transmite: “celebrando el Día Internacional de la Empresa Familiar celebramos la productividad. Un elemento clave para crecer y prosperar como sociedad”

Los números responsables

Recientemente, el empresario y emprendedor mexicano Martin Medina Sonda ha publicado su opinión más cercana sobre la importancia de los números en la relación socio-empresarial. Según Martin Medina Sonda, esta relación natural con los números que va desde las tablillas sumerias hasta las supercomputadoras, ha ido progresando cada vez a mayor ritmo, después de casi cinco mil años y gracias (en buena parte) a la cada vez mayor velocidad de cómputo. Sin duda, una opinión con la que el empresario nos acerca al quiz de la cuestión.

La importancia del buen uso de los números, según Martin Medina Sonda

Si seguimos leyendo, encontramos en sus palabras una relación directa al problema empresarial a corto plazo, pues Martin Medina Sonda hace hincapié en esta cuestión: aunque quizá no nos demos cuenta, los números están presentes en cada actividad humana. Pero si existe una actividad humana que esté directa e inseparablemente vinculada a los números, ésta debe de ser la economía.

Según la experiencia profesional de Martin Medina Sonda, en la economía los números preceden cualquier decisión que tomamos y definen las condiciones sociales y la calidad de vida que tenemos. Es así como nos acercamos a la conclusión que nos brinda Martin Medina Sonda.

Consecuencias de un mal uso de los números: repercusión económica negativa

Martin Medina Sonda ha observado y estudiado que los periodos de mayor crecimiento y de la peor crisis económica son consecuencia directa del buen y mal uso de los números. Respecto a las crisis actuales, Martin Medina Sonda sostiene que fue justamente el mal uso de los números lo que desató la última crisis económica y, a su vez, despertó una fuerte consciencia de la responsabilidad social que recae sobre las empresas.

Hasta hace poco tiempo se creía que “la única responsabilidad social de la empresa es aumentar sus ganancias”. Martin Medina Sonda, consciente de esta problemática, argumenta que el avance de la velocidad de cómputo contribuyó a que empresa y sociedad dejaran de ser entendidas como dos entidades independientes, y el mundo se empezó a concienciar de que la empresa es un actor social.

¿Son las empresas las únicas responsables?

Actualmente en México son unas 200 mil pequeñas y medianas empresas que se crean cada año. Pero es el propio Martin Medina Sonda el que confirma que un 65 por ciento de ellas desaparecerán antes de dos años de vida. En otras palabras: unas 130 mil empresas se ven obligadas a cerrar debido a falta de financiamiento, improvisación o problemas de planeación, capacitación y tecnología, así como baja participación en el comercio exterior.

Martin Medina Sonda propone, para explicar la cuestión, propone que tomemos un estimado de quince puestos de trabajo como la media que emplean las pequeñas y medianas empresas, y así observaremos cómo llegamos a 1’950.000 empleos perdidos. Y, si como Martin Medina Sonda propone, multiplicamos esta cifra por cuatro miembros de familia como la media de la familia mexicana, llegamos a siete millones y ochocientas mil personas directamente afectadas. (contrastado todo ello por datos oficiales de CONAPO).

En el mundo regido por las tendencias de economía globalizada nos mostramos altamente vulnerables a las condiciones macroeconómicas y movimientos macrofinancieros, afirma Martin Medina Sonda. En otras palabras: vivimos en la merced de los números. Sin embargo, ésta no ha de ser una excusa para quedarnos con los brazos cruzados esperando a que el mundo se arregle por sí solo. Todos tenemos la parte de la responsabilidad y está en nuestro poder y deber actuar para mejorar las condiciones de nuestra economía y de nuestra sociedad. 

Martin Medina Sonda en la búsqueda de sentido

Decía Albert Einstein que la imaginación es mucho más importante que el conocimiento, porque la imaginación no tiene límite. Para mí, Martin Medina Sonda, imaginar cómo, cuándo, dónde, por qué y con quién, ocupa casi la totalidad de mi pensamiento y está casi siempre inspirado por algo que he visto, oído o simplemente sentido en interacción con el mundo externo.

Si preguntaran a Martin Medina Sonda cuál es se estado mental más común, la respuesta que les daría yo mismo sería: imaginativo.
Tiendo a soñar o imaginar un objetivo y luego lo desarrollo. Desde un viaje a una playa y desarrollar todas las cosas que haría ahí con mis hijos, hasta ir en un vuelo espacial al cumplir los cuarenta y cinco años. La imaginación es la principal condición para la creación y estar en un entorno que estimula la imaginación es la garantía para ser productivo.

Es por ello que deseo nombrar las cosas que me inspiran y compartirlas desde la posición de un Martin Medina Sonda reflexivo y empático. Y esta lista no podría iniciar de otro modo que no fuese nombrando uno de los libros que más haya influenciado mi forma de pensar y enfrentar la vida.

Es el maravilloso libro que tanto me ha ayudado a construir la trayectoria del actual Martin Medina Sonda que conocen: “El hombre en busca de sentido“, escrito por el psicólogo, logoterapeuta Viktor Frankl, uno de los supervivientes de los campos de concentración nazi, Auschwitz y Dachau. En el infierno de los campos de exterminio este hombre inspirado en una sola frase de otro gran pensador Friedrih Nietzche quien decía: “El que tiene un por qué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo”.

El poder de la palabra no tiene límite y tiene un enorme poder de despertar el potencial oculto en cada uno de nosotros, para Martin Medina Sonda, para el panadero de la esquina o para cualquiera de ustedes. Es por ello que Frankl, posteriormente en su práctica de psiquiatría, hacía una pregunta a sus pacientes aparentemente cruel y sin tacto, pero con un enorme poder motivador: “Por qué no se suicida usted”.

Él mismo, al igual que he hecho yo, se debería haber hecho la misma pregunta infinidad de veces, viviendo en las condiciones infrahumanas, rodeado de enfermedades, dolor, tristeza y sufrimiento. Su respuesta era simple “el hombre siempre mantiene su capacidad de elección” y lo describe así:

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo un cosa: la última la última de las libertades humanas, la elección de de la actitud personal que debe adoptar frente el destino, para decidir su propio camino”.

Aunque en ocasiones, cuando la vida se pone muy difíci,l puede parecer imposible encontrar el sentido para seguir, las palabras de Frankl son ciertas. La lucidez es un gran recurso que tener en cuenta, cuando todo parezca perdido. Y así lo aplico en la vida profesional de Martin Medina Sonda, mi yo más cualificado.

Arturo Pérez-Reverte, el famoso escritor español, en una entrevista afirmó que “Las generaciones que han vivido la guerra son intelectualmente más lucidas y moralmente más sanas. La guerra es una escuela de lucidez”.

Mi país esta inmerso en la guerra contra el narcotráfico y las lecciones que estamos aprendiendo son muy dolorosas.

Espero que “la escuela de lucidez” termine pronto y que México pasara este difícil examen.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.